La identidad digital: ese gran "desconocido"

Esta tarde un hacker ha decidido suplantar mi identidad durante unos minutos en Facebook. Ha cambiado mi foto de perfil por el escudo del Real Madrid con fondo negro y ha posteado un comentario en mi muro defendiendo a este equipo en el partido de ayer.

Emma Álvarez dice…


pero Emma Álvarez no había dicho nada. De hecho, por no decir, ni había comentado la jugada en ninguna plataforma social. Sin embargo, supongo que me seguía de cerca y sabe que tengo el grandísimo defecto de ser culé y cogestionar el proyecto FCBars.

La suplantación ha durado 46 minutos, el hecho de que estaba trabajando y que ha alterado las notificaciones para que los comentarios del muro no me llegasen a mi dirección de e-mail le ha dado este margen de gloria. Gracias a que mi amigo y compañero de fatigas en Social Media, Robert Lozano, se ha dado cuenta y me ha podido avisar, he podido reaccionar a tiempo.

Semejante invasión, hace reflexionar en la debilidad de tu identidad digital. Nuestro DNI recoge nuestras huellas digitales, los arqueólogos vislumbran en un colmillo toda una vida, dicen que la Mona Lisa guarda en su pupila la clave de quien fue… ¿pero cuál es nuestra identidad online? Aquello que decimos, nuestras palabras.

Ignoro si este hacker u otros estarán leyendo este post, si ahora se regocijarán en las entrañas de mi Twitter o se deleitarán con los entresijos de mi identidad en LinkedIn. No obstante, aquí van mis palabras a través de la nota que he colgado en Facebook:

Estimado Hacker:

Ignoro cómo has conseguido entrar en mi cuenta y supongo que te ha invadido el orgullo de haber conseguido vulnerar la seguridad de Facebook. El hecho de suplantar mi identidad, a parte de ser un delito, me ha supuesto modificar mi perfil personal en horas de trabajo y la contraseña del correo electrónico. No sé si alguna vez alguien te han robado tu cartera pero esta tarde he tenido la misma sensación (bastante desagradable por cierto).

Tengo por costumbre no hacer comentarios ofensivos a la gente por su raza, religión o ideología política, desde luego tampoco por el equipo de fútbol al que pertenece, por lo que te agradecería que antes de realizar este tipo de invasiones reflexionaras un minuto si realmente el fin justifica los medios.

Emma Álvarez

Lleva toda una vida construirte una personalidad, tan solo unos minutos que te la usurpen.

 

2 comentarios en “La identidad digital: ese gran "desconocido"

  1. >Jo que fuerte, para que luego digan que internet es seguro, ¿es posible qué sea alguien que te conozca?, la verdad que esto me raya un poco sobre dar datos por internet, crea inseguridad. ¿Hasta qué punto las redes sociales nos aseguran la seguridad de nuestras identidades?

  2. >Gracias por tu comentario. Conocido o desconocido desde luego me sigue de cerca. No creo que sea un problema exclusivo de las redes sociales sino de la privacidad en Internet en general, lo que está claro es que tenemos que andarnos con pies de plomo ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>